Como el 90% de las web, utilizamos cookies para ofrecerte una experiencia mejorada. Si sigues navegando entenderemos que aceptas su uso  Política de cookies 
| LANZAROTE |
Teguise
texto alternativo
Ubicación: Lanzarote

Dirección:  A unos 10 km de Arrecife

Municipio:  Teguise

Teguise fue la capital de Lanzarote desde la primera mitad del siglo XV hasta la segunda mitad de siglo XIX, de lo que ha conservado un sabor histórico y señorial que ha merecido su declaración Conjunto Histórico-Artístico

El municipio de Teguise, con sus 263 km2, es el más extenso de la isla de Lanzarote. En el interior del mismo, a los pies de la Caldera de Guanapay, se sitúa la capital municipal, la Villa de Teguise, declarada en los años 80 Conjunto Arquitectónico Histórico-Artístico. En la costa sureste del municipio se encuentra el núcleo turístico de Costa Teguise, una de las principales zonas turísticas de Lanzarote, y una localidad donde vive buena parte de residentes extranjeros.

En la otra vertiente costera (noroccidental) se encuentra la playa de Famara, de seis kilómetros y medio de longitud, a los pies del Risco de Famara. Desde esta playa y hacia el interior de la isla discurre una llanura arenosa conocida como "El Jable". Otras localidades del municipio son Tahíche, Nazaret, Guatiza, Mala, Tiagua, Tao, Soo, Muñique, El Mojón, Los Valles y Teseguite. La municipalidad también comprende las islas del Archipiélago Chinijo: La Graciosa, Alegranza, y los islotes de Roque del Este, Roque del Oeste y Montaña Clara.

Este municipio se levanta en las inmediaciones de lo que fue la prehispánica aldea de Acatife. Su fundación data de principios del siglo XV y en ella residió Maciot de Bethencourt con la princesa Teguise, hija del rey Guadarfía.

Fue capital insular y sede del marquesado de Lanzarote, instituido por Agustín de Herrera; contó con creciente población, lo que atrajo a numerosos piratas que arrasaron e incendiaron muchas de sus edificaciones en diversas oportunidades. El Callejón de la Sangre recuerda constante- mente una de las matanzas ocurridas en la Villa; en tales ocasiones, el Castillo de Guanapay, una vez construido, y la Cueva de los Verdes eran los refugios a que recurrían sus habitantes.

Hay registros parroquiales del siglo XVI que hablan de la antigüedad de la parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe; y en Teguise se fundan conventos de franciscanos y dominicos, que levantaron sus paredes cerca de las casonas señoriales.

Actualmente, el sector oriental del municipio se enmarca dentro del Parque Natural Marítimo-Terrestre de Famara, que incluye además los islotes del norte de Lanzarote. Desde Las Nieves se tiene una amplia perspectiva de un amplio sector de este parque y de la isla.

Hacia el Este aparece el espacio protegido del barranco de Teneguime. Además, en Tao se encuentra el conjunto eruptivo correspondiente a la última actividad volcánica habida en la isla (1824). Así, aquí se localiza la conocida por la Montaña del Clérigo Duarte, que supone una singular manifestación volcánica, con la interferencia del magma con agua, que produjo la emisión de grandes cantidades de agua salobre.

Ya el recorrido por las calles de la Villa es enriquecedor. En ellas encontramos el convento de Santo Domingo, la casa parroquial, la casa de los Spínola, la casa Torres, el palacio de los Spínolas, la Cilla, la iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe, el convento de San Francisco, el palacio del Marqués o casa de los Herrera, la casa cuartel, el templo de la Vera Cruz y, fuera del casco, dominando y guardando el reposo de Teguise, el castillo de Guanapay, edificado sobre los restos de una primitiva torre de vigilancia.

En Tahíche cabe destacar la Fundación César Manrique, inaugurada este año en la que fue vivienda del desaparecido artista lanzaroteño.

La actividad económica básica del municipio de Teguise es la agricultura. Se practica en enarenados y en el jable y los productos más destacados son la cebolla, la vid, las papas, las legumbres, las sandías y los cereales, aunque estos últimos casi han desaparecido después de haber gozado de una gran importancia en el pasado.

Las tierras del municipio son de una gran fertilidad, aunque queda ésta prácticamente anula- da por la sequedad del clima. Sin embargo, la tenacidad del campesino lanzaroteño arranca productos al suelo, cubriéndolo con una capa protectora.

En las zonas de costa, la actividad primordial es el turismo, que ha levantado importantes urbanizaciones. También el puerto comercial de Los Mármoles está construido en la costa de Teguise. Finalmente, citar la pesca, practicada en las zonas costeras y en La Graciosa.

En lo que a las fiestas se refiere, el Rancho de Navidad de Teguise constituye una manifestación del folklore navideño, de gran pureza y originalidad. Tiene su exponente en la misa de Nochebuena, donde se interpretan distintas piezas de signo religioso y pastoril, de carácter muy primitivo. Los instrumentos son de cuerda y percusión, y se cantan El Corrido, el salto y desechas.

Dentro del amplio catálogo festivo, pueden señalarse las de las Nieves, el 5 de agosto en Famara, que tienen carácter insular. En el aspecto artesanal cabe destacarse los trabajos de palma y la fabricación de timples.

Tanto los aspectos referentes al aprovechamiento del agua, con la presencia de las maretas, aunque ya desaparecida la grande de la Villa, como el desarrollo de los cultivos en jable y en arena (picón), constituyen relevantes ejemplos de adaptación a un medio hostil.

Soo, Tiagua y Teguise constituyen los escasos lugares del Archipiélago donde aún se sigue practicando el deporte autóctono de la pelota mano. Se juega con una pequeña pelota, sin un número fijo de contrincantes (4. 5 o 6 por equipo). en un cancha partida por la línea de faltas y con unas dimensiones de unos 60 a 70 pasos por 8 a 9 de ancho.


Anuncios publicitarios