Como el 90% de las web, utilizamos cookies para ofrecerte una experiencia mejorada. Si sigues navegando entenderemos que aceptas su uso  Política de cookies 
| LANZAROTE |
Las Salinas de Janubio
texto alternativo
Ubicación: Lanzarote

Dirección:  En la zona oeste de Lanzarote, entre Yaiza y Playa Blanca

Municipio:  Yaiza

Horario:  Todo el día

Precio:  Acceso libre

Janubio constituye el mayor referente y emblema de la cultura de la sal en Canarias. Son las salinas de mayor tamaño y poder paisajístico de las islas. Si sumamos el interés ecológico y la complejidad arquitectónica e hidráulica del conjunto, podemos considerarlas, sin lugar a dudas, como uno de los ingenios salineros más importantes a nivel mundial. Janubio concita la visón que César Manrique poseía de las salinas: “siempre me ha impresionado la visión de una salina. Las de Lanzarote me han llamado la atención por su lineal belleza y por su cegador colorido”. Situadas en la costa oeste de Lanzarote, ocupan una estratégica posición, encajadas en una hondonada, con una excepcional laguna litoral tras una playa de callaos. Su construcción comenzó a principios del siglo XIX siguiendo el modelo de salina nueva de barro con forro de piedra y su proceso de consolidación se dilató durante varias décadas. Un proceso en el que el trazado se iba adaptando a los bordes del anfiteatro y de una laguna que actúa como un gigantesco concentrador o cocedero.

A partir de los años setenta comienza el proceso de abandono cuando desaparecen las salinas de Cerdeña. A partir de ahí las salinas se han mantenido milagrosamente en precario gracias a la voluntad de uno de sus propietarios y al apoyo del Programa Regis.

Los aborígenes conocieron otro Janubio, ya que la laguna se cerró a causa de las coladas de lava procedentes del Timanfaya. Esto define una de las características básicas de este sitio: se trata de un lugar cambiante, un microcosmos en perpetuo cambio, plagado de hábitats diversos, donde la naturaleza y el hombre se han dado la mano sucesivamente para enriquecerse.

Pero Janubio es algo más que paisaje y sal, su flora es ciertamente interesante. El sector de la laguna que linda con la Brosa, por ejemplo, posee un amarillo intenso producto de las colonias de interesantes líquenes. A nivel de flora se han localizado en este espacio 9 endemismos. Aunque el efecto de las invasoras también es un factor a considerar, con amenazas como la del tabaco moro. La principal característica de este espacio de interés científico en relación a la fauna es su importancia para las aves migratorias. En su ámbito se han observado 69 especies de aves migradoras acuáticas y 17 migradoras no acuáticas, siendo en su mayoría limícolas. Como es sabido, las charcas y estanques de aguas someras son los mejores lugares para el aprovisionamiento y descanso de las aves en sus rutas migratorias.

Como bien cultural construido y paisaje singular, las salinas, además de su trazado aportan todo un enorme repertorio de elementos singulares: molinos, edificaciones salineras anexas, hornos de cal, represas y aljibes. El espacio ha sufrido grandes cambios desde que las Salinas de Cerdeña situadas en la zona de la Brosa fueron sometidas a una extracción de áridos en los años 70, que destruyeron la parte de los cocederos. A partir de entonces, se inicia una historia de declive hasta alcanzar el límite actual en el que solo la décima parte de esta gran paisaje cultural se mantiene en condiciones aceptables. Actualmente se mitiga en parte el deterioro gracias que parte de la propiedad de D. Francisco Padrón que no está en cultivo se mantiene anegada para mantener los fondos de barro.


Anuncios publicitarios