Como el 90% de las web, utilizamos cookies para ofrecerte una experiencia mejorada. Si sigues navegando entenderemos que aceptas su uso  Política de cookies 
| LANZAROTE |
Castillo de Guanapay
texto alternativo
Ubicación: Lanzarote

Dirección:  En el pueblo de Teguise

Municipio:  Teguise

Horario:  De lunes a viernes: 09.00 a 16.00 hrs. Sábados: cerrado. Domingos y festivos: 09.30 a 15.00 hrs.

Precio:  Tarifa normal: 3€/persona. Residentes Isla: 1,80€/persona. Residentes Municipio de Teguise y niños de 0 a 11 años: Gratis.

El Castillo de Guanapay, de fortaleza defensiva a museo etnográfico.

Al Este de Teguise, en la montaña de Guanapay y al borde de un impresionante cráter se alza el Castillo Museo de Santa Bárbara construido sobre una antigua fortaleza erigida en el siglo XIV por un navegante genovés nombre Lanceloto Malocello, que en 1312 había arribado a las costas de la isla..A lo largo del siglo XVI  Sancho Herrera, heredero de parte del señorío de Lanzarote decide edificar sobre este lugar para convertirlo la antigua fortaleza en una privilegiada atalaya de vigilancia de la costa. No obstante en 1586 el asedio del pirata Morato Arráez provoca tales destrozos en la torre que la estructura queda prácticamente inutilizable e irreconocible.

En 1588 y al servicio del rey Felipe II, llega a Lanzarote el ingeniero italiano Leonardo Torriani  quien refuerza la estructura de la fortaleza con el propósito de acentuar los rasgos y el carácter del edificio haciéndolo marcadamente defensivo a la construcción,  para ello incluye  en los muros largas y estrellas aberturas para disparar a través de ellas llamadas aspilleras, provee a la zona de terrenos escarpados para dificultar los ataques desde la base de la montaña y también dota al edificio de taludes: una especie de montículos cónicos sobre los que se levantan torres y murallas para reforzarlas, mantener a distancia de las máquinas de asalto y provocar el rebote de los proyectiles. Hasta el día de hoy el castillo mantiene la misma distribución y figura.

Perdida su utilidad defensiva, con el paso del tiempo el castillo fue deteriorándose lentamente, lo que motivó a la Agrupación "Amigos de los Castillos" a proceder a una primera restauración en 1960. en el 77, la Asociación de Bellas Artes lo restaura por segunda vez y finalmente, en 1989, el Departamento de Restauración del Ayuntamiento de Teguise se hace cargo de la construcción tratando de recuperar la imagen diseñada por Torriani.

Actualmente es el "Museo del Emigrante Canario", desde que en 1991 los interiores del Castillo de Santa Bárbara se centraran en reflejar los vestigios del pasado emigrante cnario.

Pasaporte en mano y con una pequeña maleta de madera, el emigrante canario tuvo como direcciones prioritarias a Venezuela y la isla de Cuba. Otros países sudamericanos como Argentina y Uruguay contaron con presencia de habitantes de estas regiones. Cabe mencionar que San Antonio de Texas, en Estados Unidos, fue fundada por emigrantes lanzaroteños.

A lo largo de siete salas se pueden contemplar los objetos que llevaban los antiguos isleños; la mayoría son documentos de archivo, cartas familiares, pasaportes, postales, cédulas de embarque, fotografías, mapas o cartas de navegación.

Este material original se ha completado con reproducciones, maquetas y textos para dar una información exhaustiva sobre todos los elementos que llevaron a estas gentes a la búsqueda de una vida mejor: por un lado el abandono dramático del hogar motivado por la pobreza en el siglo XIX; en aquella época, cruzar el océano Atlántico era la mejor opción para superar la crisis agrícola que se vivió en ese siglo, por el otro la prosperidad obtenida en las Américas, principal destino de la inmigración canaria en esos años, con el envío de valiosas letras de cambio a los familiares y que permanecieron guardadas en el Archipiélago.

El nacimiento de San Antonio de Texas resulta uno de los aspectos más curiosos del Museo del Emigrante Canario, donde puede verse su acta fundacional. El 1 de agosto de 1731 se constituyó el primer gobierno municipal de la ciudad y el primer alcalde fue el abogado lanzaroteño, natural de Teguise, Juan Leal Goraz, acompañado por otro habitante de Teguise, Juan Curbelo, como 2º regidor.

Si bien todo el paseo interior del castillo es muy ameno, la visita al Museo del Emigrante Canario culmina en la parte más alta de la fortaleza, donde pueden apreciarse las islas de Montaña Clara y Alegranza, la espectacular estampa del jable de Famara y, entre otros puntos de interés, la localidad de La Villa de Teguise.


Anuncios publicitarios