Como el 90% de las web, utilizamos cookies para ofrecerte una experiencia mejorada. Si sigues navegando entenderemos que aceptas su uso  Política de cookies 
| LANZAROTE |
Mercadillo de Teguise
texto alternativo
Ubicación: Lanzarote

Dirección:  El casco antiguo de Teguise

Municipio:  Teguise

Horario:  Domingos de 09:00 a 14:00

Precio:  Acceso libre

El domingo por la mañana hay que reservarlo en Lanzarote para visitar la antigua capital de la isla, Teguise, y su fantástico mercadillo. Allí se puede comprar todo tipo de objetos de artesanía dentro de un gran ambiente de fiesta, mientras se admira la arquitectura de las casonas y palacios.

Para comprar los recuerdos de Lanzarote más originales y a un precio más asequible que en otros lugares turísticos de la isla, lo mejor es acercarse al Mercadillo de Teguise. Este mercadillo se desarrolla en la plaza principal y en las bonitas callejuelas que la rodean. Además de todo tipo de tenderetes existen muchas tiendas con productos varios, ropa, artesanía, quesos. Importantes son también las terrazas y restaurantes, ubicadas en antiguas casonas, algunas señoriales, y que conservan su sabor isleño más tradicional. Tanto las compras como los aperitivos se ven amenizados por buenos músicos en vivo, que le dan el toque festivo a la agradable mañana de domingo.

Hasta este mercadillo, el más antiguo de Lanzarote, se acercan turistas de todos los rincones de la isla, pero existe una buena organización y ese día se habilitan aparcamientos en las afueras de Teguise, muy cerca de donde empiezan los tenderetes. El corazón del Mercadillo está en la Plaza de la Constitución, fácil de encontrar, pues allí está la Iglesia de Guadalupe con su alto campanario. En la misma plaza se encuentra otro emblemático edificio que merece la pena visitar, entre compra y compra, el Palacio Spínola.

La visita al Palacio es muy rápida y destaca por su gran importancia histórica, pues es la Residencia Oficial del Presidente del Gobierno de Canarias cuando se desplaza a Lanzarote. Antiguamente se le conocía como Palacio de los Gobernadores y llegó a ser incluso sede de la Inquisición. Para aprovechar el resto de la mañana con alguna otra visita cultural, en la Oficina de Turismo que se encuentra al lado de este edificio, ofrecen un mapa de Teguise y toda la información necesaria de esta villa declarada Conjunto Arquitectónico Histórico-Artístico. Incluso si a la hora de comprar en el Mercadillo de Teguise se está buscando algo en particular, pueden orientarnos sobre las tiendas o tenderetes que lo venden.

Es sorprendente la cantidad de objetos que se pueden comprar en este mercadillo, muchos son piezas de artesanía, como las ocarinas y los instrumentos musicales, típicamente canarios que se venden en algunos puestos especializados. La gran mayoría venden todo tipo de recuerdos de Lanzarote, bastante originales y difíciles de encontrar en otros sitios. Hay muchos puestos y tiendas textiles y algunos dedicados a la gastronomía de la tierra, o a los productos del Aloe Vera que se cultiva en la isla.

Cuando el cansancio y el calor dominan, nada más gratificante que descansar en una de las terrazas, bares o incluso teterías que salpican el recorrido. Suelen ser muy bonitas y agradables y forman parte del encanto de este mercadillo.

Antes de abandonar Teguise hay que pasar por el Castillo de Santa Bárbara, en lo alto de la montaña de Guanapay, bien para visitar el Museo del Emigrante Canario o simplemente para admirar las vistas desde esta alta atalaya, que antaño se utilizaba para vigilar posibles incursiones piratas en Lanzarote.


Anuncios publicitarios